Buscar

VENTAJAS DE LA ARQUITECTURA DE MICROSERVICIOS¿Qué son y para qué sirven los microservicios?

VENTAJAS DE LA ARQUITECTURA DE MICROSERVICIOS





El enfoque tradicional para el diseño de aplicaciones se centraba en la arquitectura monolítica, en que todos los elementos que pueden implementarse estaban contenidos en una sola aplicación. Este enfoque tiene sus desventajas: cuanto más grande es la aplicación, más difícil es solucionar los problemas que se presentan y agregar funciones nuevas rápidamente. En cambio, si las aplicaciones se diseñan con microservicios, se resuelven dichos problemas y se impulsa el desarrollo y la capacidad de respuesta.

¿Qué son los microservicios?

Los microservicios son tanto un estilo de arquitectura como un modo de programar software. Con los microservicios, las aplicaciones se dividen en sus elementos más pequeños e independientes entre sí. A diferencia del enfoque tradicional y monolítico de las aplicaciones, en el que todo se compila en una sola pieza, los microservicios son elementos independientes que funcionan en conjunto para llevar a cabo las mismas tareas. Cada uno de esos elementos o procesos es un microservicio. Este enfoque de desarrollo de software valora el nivel de detalle, la sencillez y la capacidad para compartir un proceso similar en varias aplicaciones. Es un elemento fundamental de la optimización del desarrollo de aplicaciones hacia un modelo nativo de la nube.

¿Pero cuáles son las ventajas de utilizar una infraestructura de microservicios? En pocas palabras, el objetivo es distribuir sistemas de software de calidad con mayor rapidez, lo cual es posible gracias a los microservicios, pero también se deben considerar otros aspectos. Dividir las aplicaciones en microservicios no es suficiente; es necesario administrarlos, coordinarlos y gestionar los datos que crean y modifican.

Los microservicios son un tipo de arquitectura que sirve para diseñar aplicaciones. Lo que distingue a la arquitectura de microservicios de los enfoques tradicionales y monolíticos es la forma en que desglosa una aplicación en sus funciones principales. Cada función se denomina servicio y se puede diseñar e implementar de forma independiente. Esto permite que funcionen separados (y también, fallen por separado) sin afectar a los demás.

¿Cuáles son los beneficios de una arquitectura de microservicios?

A través del desarrollo distribuido, los microservicios potencian a los equipos y las rutinas. También puede desarrollar múltiples microservicios de forma simultánea. Gracias a ello, más desarrolladores pueden trabajar en la misma aplicación simultáneamente para reducir el tiempo invertido en el desarrollo.

Accesibilidad

Dado que las aplicaciones más grandes se desglosan en piezas más pequeñas, los desarrolladores pueden comprender, actualizar y mejorar más fácilmente esas piezas; de esta manera, se obtienen ciclos de desarrollo más rápidos, especialmente cuando se combinan con metodologías de desarrollo ágiles.


Facilidad de implementación

Debido a que las aplicaciones basadas en microservicios son más modulares y más pequeñas que las aplicaciones monolíticas tradicionales, ya no es necesario preocuparse por su implementación. Se requiere más coordinación, pero las ventajas son enormes.

Gran capacidad de expansión

A medida que crece la demanda de ciertos servicios, es posible realizar implementaciones en distintos servidores e infraestructuras para satisfacer sus necesidades.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo