Buscar

La nube: un espacio para el crecimiento empresarial.




La tecnología crece a un ritmo exponencial", es algo que escuchamos desde hace mucho tiempo, pues es claro que la adopción de nuevas tecnologías por parte de las empresas en todo el mundo ocurre desde siempre, como parte de un proceso progresivo de digitalización y optimización de la productividad empresarial. Sin embargo, la crisis sanitaria de la covid-19 fue un catalizador de estos procesos de transformación digital, ya que generó una explosión en la demanda de servicios y tecnologías compatibles con la virtualización y el trabajo remoto, que se impusieron como tendencia durante los últimos dos años.


Con la pandemia y el auge del teletrabajo, la nube se convirtió en la solución tecnológica para que las empresas alojen su información. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2020, Amazon Web Service (AWS) elevó sus ingresos un 34 % hasta llegar a los US $9.954 millones y plataformas como Google Cloud crecieron un 52%, alcanzando una cifra de ingresos de US $2.777 millones. En Suramérica, WeKall y la firma Transparency Market Research, hicieron un análisis, calculando para los próximos diez años un crecimiento del 21 % y advierte que Brasil y Argentina serán los países con el mayor incremento de sus ingresos con US $1.522 y $853 millones, respectivamente.


Las soluciones de computación en la nube han estado en el centro de la transformación digital de las empresas en los últimos años. De acuerdo con Cisco, empresa de servicios en tecnología, el 94 % de la carga de trabajo empresarial a nivel global durante 2021 fue procesada por centros de datos en la nube.


Las empresas están cada vez más dispuestas a aumentar su presupuesto en desarrollo e investigación enfocada a nuevas tecnologías, esto demuestra que las empresas a nivel mundial se han visto en la necesidad de repensar sus estructuras, modelos de negocio y procesos operativos, para poder responder de forma rápida a los cambios de paradigma del campo laboral y empresarial, con mayor flexibilidad y adaptabilidad.


“De la mano de esta transformación, también ha crecido la necesidad de contar con las herramientas adecuadas para gestionar y soportar el enorme flujo de actividades que han migrado de lo presencial a la virtualidad. Precisamente de eso se trata la computación en la nube: un modelo que le permite a las empresas manejar toda su información, sistemas, procesos y carga de trabajo a través de internet, lo que se traduce en una mayor flexibilidad y agilidad del negocio, reducción de costos y más capacidad de escalar e innovar”, explica Ricardo Morales, director general de Experis, marca de ManpowerGroup experta en talento especializado en IT y soluciones de tecnología.


Así entonces, la nube se convierte en un espacio para la interacción y el desarrollo empresarial, facilitando el acceso a la información, a los sistemas y a las personas; optimizando procesos y recursos para potenciar el crecimiento de los negocios en la medida que estos se adapten a la evolución de las nuevas dinámicas tecnológicas.




0 visualizaciones0 comentarios